MEDICINA NATURAL 1

La base de la medicina natural es la alimentación.

Si queremos estar sanos de verdad, sin necesidad de tomar medicamentos hechos en base a productos químicos, lo mejor que podemos hacer es prevenir las enfermedades con una buena dieta.

Existen muchos tipos de medicina alternativa, como la homeopatía, el tratamiento con flores de bach o la acupuntura pueden mejorar tu calidad de vida.

Podemos destacar algunas de las muchas ventajas que tiene la medicina naturista:

Son menos agresivas para el cuerpo. Suelen carecer o tener mínimos efectos secundarios.

Promueven el bienestar general, no sólo combaten un síntoma. Muchos tratamientos naturales también te ayudan con tus emociones.

No tienen efectos a largo plazo. A diferencia de muchas medicinas que dejan sustancias en tu cuerpo que pueden dañar tus órganos.

Son holísticos, no específicos. Miran al cuerpo como un todo, se interesan por que todo esté bien, no una parte.

No son agresivos con el cuerpo. Al ser naturales, salvo excepciones, son fáciles de asimilar y eliminar.

Son preventivos. Puedes recibir un tratamiento antes de que aparezcan síntomas de la enfermedad.

MADICINA NATURAL 2